• Inicio
  • Ubicación

Toro | Conjunto Histórico

Toro de Piedra o Verraco

Toro de Piedra o Verraco

Se encuentra a la entrada de la ciudad junto al Arco de Santa Catalina. Es una escultura de granito, de una sola pieza, toscamente labrada, que representa la figura de un toro, del cual se piensa que le viene el nombre a la ciudad. Sin duda es obra de los primeros pueblos que se asentaron en la meseta ibérica antes de la dominación romana, ya que guarda un gran parecido con los famosos toros de Guisando de Ávila o el ya conocido toro de Salamanca. Según algunos historiadores, este tipo de esculturas en forma de toro se colocaban como hitos importantes en los caminos o en las rutas de interés. Se creía que atraían la lluvia propiciando la fertilidad de los campos, pasando así a ser un símbolo de fuerza y de fertilidad al tratarse de un verraco o semental.

El símbolo del toro siempre ha aparecido ligado a la ciudad ya que el primitivo escudo de armas constaba tan solo de un campo verde con la figura de un toro, sin la compañía del emblemático león que se añade en época posterior.

 
 Alcázar

El Alcázar

Está situado en un paraje de gran belleza, a unos 100 m. sobre el nivel del Duero. Data del siglo X y formó parte del primer recinto amurallado, siendo construido por impulso del Infante D. García.

Del edificio primitivo subsisten sólo sus muros exteriores de hormigón, cal y canto rodado. En su interior se dieron hechos históricos importantes como la alevosa muerte del Infante Don Juan el Tuerto. El Alcázar fue también el último refugio de Juana la Beltraneja en estas tierras, aquí; pierde su corona frente a su tía Isabel la Católica.

 
Arco del Reloj

Arco del Reloj

Se yergue sobre la antigua Puerta del Mercado, del primer recinto amurallado. Se trata de una torre de planta cuadrada, esbelta, de cantería caliza, barroca, de gran sobriedad, del siglo XVIII. Como algo anecdótico hay que resaltar la creencia, que se mueve entre la leyenda y la historia, de que su mortero se amasó con vino porque abundaba más que el agua en la ciudad.

 
Palacio de las leyes
Palacio de las leyes

Palacio de las leyes

Fue palacio de la corona castellano-leonesa desde fecha no precisable en la Edad Media, quedando vinculado al mayorazgo de los Ulloa – Pereira.

Tras sus muros el 11 de enero de 1505 se leyeron las disposiciones testamentarías de Isabel la Católica, proclamando heredera de Castilla a su hija Juana y regente al rey Fernando. En este palacio se promulgaron las 83 Leyes famosas que llevan el nombre de Toro, las cuales han servido de base a las recopilaciones posteriores hasta el actual Código Civil. Sus piedras también fueron testigo del nacimiento en 1584 del poeta Luis Ulloa Pereira, amigo del Conde Duque de Olivares y de Góngora.

Todo el palacio en su totalidad y sus magníficos salones con cubiertas mudéjares fueron pasto de las llamas el 15 de agosto de 1923.

En la actualidad solamente podemos disfrutar de su portada de estilo gótico. El conjunto de la portada está encuadrado dentro de una comisa apoyada sobre alargadas columnas a manera de alfiz, aparecen motivos vegetales: tallos, hojas, frutos, entre los que campean el escudo de Castilla y los de los Ulloa Sosa.

 
Palacio de los Condes de Requena

Palacio de los Condes de Requena

Fue una suntuosa mansión de los Condes de Requena. Es de estilo gótico, de finales del siglo XV. Ha sufrido diferentes vicisitudes a lo largo de su historia pasando a ser desde cuartel de milicias a colegio de primera y segunda enseñanza dirigida por los Padres Escolapios.

De todo el palacio hay que destacar el patio central o claustro, en el que predominan las escenas de caza y también una curiosa escena de tauromaquia en el torero capeando el animal y un caballero, dispuesto a lacearlo. Campean escudos de los Manuel, Ulloa, Carbajal y Manrique.

 
Palacio de Bustamante

Palacio de Bustamante

Se vincula su fundación a Pedro I el Cruel y tenemos que remontar su origen a la primera mitad del siglo XV. Perteneció a la amiga de Santa Teresa de Jesós, D ª Guiomar de Ulloa como heredera del mayorazgo en 1513. De la estancia de la Santa en esta casa queda constancia en una lápida embutida en la pared del oratorio.

Su interior dispone de un patio central con pilares ochavados, así como del brocal gótico de su aljibe; los hermosos enchinarrados de su suelo diseñan grandes círculos con flores. La entrada principal tiene en la puerta buenas albadas y grandes clavos floreados. La puerta de poniente está formada por un arco de medio punto con alfiz del siglo XVI. En ambas portadas y en las esquinas del edifico aparecen los escudos de los Bustamante.

 
Palacio de los Marqueses de Alcañices

Palacio de los Marqueses de Alcañices

Tiene una grandiosa fachada de tres plantas. Las ventanas están protegidas por soberbias rejas reticulares de hierro forjado, en el segundo piso aparecen balcones de tipo renacentista, por encima discurre un hermoso paseador o galería de arcos carpaneles. En su interior se celebró el 11 de enero de 1552 la boda de la princesa Juana, hija del Carlos I, con el príncipe heredero de Portugal, Don Juan Manuel. También este palacio fue la última morada del todopoderoso valido de Felipe IV, el Conde Duque de Olivares donde falleció.

El palacio ha sufrido en su interior múltiples reformas desapareciendo el patio central. En la actualidad es utilizado como centro de enseñanza de las Hermanas del Amor de Dios y Casa Fundacional de la Orden.

 
Palacio de los Marqueses de Castrillo

Palacio de los Marqueses de Castrillo

Está situado en la calle de Corredera. Salvo la portada de sillería caliza, el resto de la fachada es de ladrillo. Data de la segunda mitad del siglo XVI y de la misma época es su herrería, constituida por un balcón de trazado gótico y dos de estilo Renacimiento. Su interior posee espléndidas puertas del siglo XVI y amplios salones con techumbres sobrias.

En la actualidad el palacio está dedicado a Casa de Cultura, destacando su magnífica biblioteca y sus salones de exposiciones.

 
Ermita de Nuestra Señora del Canto

Ermita de Nuestra Señora del Canto

En su interior se rinde culto a la Virgen del Canto, patrona de Toro y su Alfoz. Se celebra su fiesta en la ciudad el 8 de septiembre, con un magnífico desfile de trajes típicos de Toro y del Alfoz.

 
Puente Romano

Puente Romano

El puente data del S. XII, lo llamamos romano tal vez por asentarse sobre un puente romano anterior. Es de estilo románico tardío, con sillería y arcos doblados y apuntados.

 
Anterior Página 1 Página 2 Página 3 Siguiente
 
Fomentoro. Plaza de los Cubos S/N - 2º Piso 49800 Toro. Zamora -- Teléfono: 980 692 931 -- - Condiciones de uso - Mapa web
Diseño de páginas web